Muros de Nalón



Nuestro primer verano de Muros se está acabando generosamente, aún con temperaturas agradables y días de playa a pesar de encontrarnos ya a finales de septiembre. Muros de Nalón es un pequeño municipio en la zona occidental de Asturias, en una rasa costera extensa con muchas posibilidades para el paseo, bien por las ramificaciones del pueblo, o bien hacia la playa de Aguilar, la más importante y conocida de la zona.




O la playa de Xilo –pegada a aquella-, una cala recoleta que se extiende en marea baja, a la que se accede por un tramo de inclinadas escaleras, pequeño paraíso sin apenas gente y que no tiene nada que envidiar a las preciosas calas de la Costa Brava.



De más difícil acceso, aunque no menos atractiva, es la playa de las Llanas, tan escondida que sólo existe en marea baja.



Pero también hay mucha gente que viene a Muros para hacer la llamada “senda costera” o la “ruta de los miradores”, a veces con cuestas un poco duras pero que compensan por las vistas sobre el Cantábrico y sobre las diferentes playas de la zona, además de los miradores, como el de los Glayos -con vista a las dos vertientes costeras-, el de la Atalaya y el del Espíritu Santo, desde donde se divisan San Esteban de Pravia y San Juan de la Arena. Se puede ir andando siguiendo la ruta desde la playa de Aguilar hasta San Esteban de Pravia, o viceversa, a lo largo de 4,5 Km. Con buen tiempo es precioso.




El pueblo de Muros de Nalón, aunque muy disperso, tiene un pequeño núcleo urbano con plaza central donde se ubican iglesia, ayuntamiento, casa de cultura y terrazas delante de un conjunto de casas asturianas con los típicos corredores de madera. Y, como testimonio de un pasado quizá de mayor esplendor, quedan aún importantes fachadas en otro de los laterales de la plaza y alguna que otra casona de indianos con su arquitectura característica y su filigrana de madera blanca colgando del tejado. Es un lugar tranquilo, apto para descansar, leer, pasear, descubrir la zona, bajar a la playa si hace bueno, juntarse con amigos para charlar en una terraza, hacer largas caminatas si se está en forma…